Descanso en la ciudad de Roma

Rica historia, magnífica arquitectura y gran belleza: ¡es casi imposible visitar Roma y no enamorarse de esta ciudad eterna! Es cierto que todos los caminos llevan a Roma. Siéntete como un Romano paseando por las calles empedradas y conoce la ciudad. Como sabemos hay mucho que ver pero pocos días de vacaciones, crearemos esta guía para ayudarte a cubrir los puntos destacados de la ciudad y pasar el mejor fin de semana italiano de todos los tiempos. ¡Andiamo!

Día 1

Levántate temprano y aprovecha el día, pero tómatelo con calma y toma un desayuno italiano tradicional con espresso y un poco de pastelería. Por lo general, es cornetto, una variación italiana del croissant, que gustará especialmente a los que tienen un paladar dulce. Cuando esté listo, es hora de comenzar a hacer turismo con posiblemente el símbolo más grande de todos, el símbolo de la antigua Roma, pero también la moderna, el Coliseo. El Coliseo es un antiguo anfiteatro que se usó para concursos de gladiadores y otros espectáculos públicos. Podrían reunir hasta 80.000 personas; Para comparar, Stadio Olímpico, la principal instalación deportiva de Roma hoy en día, puede albergar a poco menos de 73.000 personas. Dado que el Coliseo es uno de los lugares más concurridos, debe tener en cuenta comprar la entrada online. La misma entrada incluye la visita el Palatino y el Foro Romano. En caso de que te encuentres en Roma el primer domingo del mes, la entrada es gratuita.

El Foro Romano está situado justo al lado del Coliseo. El Foro solía ser un centro de la ciudad con edificios altos, arcos, pilares y columnas y representaba la grandeza de la ciudad. Incluso hoy en día, cuando está en ruinas, todavía muestra esa arquitectura notable. Solía ser el corazón de la ciudad durante siglos.

Después de explorar la antigua Roma, querrás visitar el lugar donde nació la ciudad. Palatine Hill es una de las siete colinas de Roma y domina el Foro Romano. Es un lugar lleno de historia. Mientras estés allí, probablemente escucharás algunas de las leyendas de la ciudad; El más interesante es sobre dos hermanos, Rómulo y Remo, que fueron amamantados por el lobo. Rómulo fundó Roma después de matar a su hermano. Eligió Palatine Hill para su lugar de asentamiento, construyó un muro, estableció el gobierno, y por su puesto, nombró a la ciudad por él mismo.

Los baños de Caracalla son un vasto complejo que se usa para bañarse y que puede acomodar hasta 1.600 bañistas al mismo tiempo.

Nuestra siguiente parada será un animado vecindario de Trastevere, en su camino no se olvide de hacer una parada en Mouth of Truth. Se dice que si pones un brazo dentro de la boca de esta enorme figura de piedra, te arrancará la mano en caso de que seas un mentiroso, ¡así que cuida tus dedos!

El vecindario de Trastevere es un gran lugar para estar después de un largo día de turismo y atracciones concurridas. Se encuentra un poco alejado de todo el ruido y es menos turístico y está lleno de gente. Es familiar por sus calles estrechas bordeadas por casas antiguas. Se pueden encontrar restaurantes familiares en todos los rincones del vecindario y allí podrá disfrutar de una deliciosa comida, probablemente la mejor de Roma. La comida italiana significa mucho más que simplemente preparar una comida, es la pasión y la tradición de la que están muy orgullosos. Respeta la tradición y disfruta de una comida adecuada de tres platos. 

Día 2

Levántese temprano porque La Ciudad del Vaticano está planeada para el segundo día. Ninguna visita a Roma está completa sin visitar los principales lugares de interés: Los Museos Vaticanos, La Capilla Sixtina y la Basílica de San Pedro. Se recomienda comprar las entradas online si no quiere pasar horas esperando en la fila. Al saltarse la cola y comenzar el día en los Museos Vaticanos, tendrá la oportunidad de disfrutar  de toda la colección en paz. Tardará horas en admirar casi 20.000 piezas de arte, pero las pinturas y esculturas de Rafael, Caravaggio, Bernini, Miguel Ángel y Leonardo da Vinci lo merecen. A pesar de que La Capilla Sixtina es parte de los Museos, en ese magnífico hay que destacar. Es la obra maestra de Miguel Ángel, los frescos en el techo y el altar son las pinturas más famosas en el interior. Representan escenas de la Biblia. 

NOTA: no está permitido sacar fotos y los museos están cerrados los domingos.
Su próxima parada es La Basílica de San Pedro, la iglesia más grande del mundo y reconocible en el horizonte de la ciudad. Si desea subir a la Cúpula, una buena idea sería hacerlo antes de ingresar a la iglesia debido a una espera más corta. Después de 551 escalones obtendrá una vista espectacular de la ciudad. Existe la opción de pagar un poco más para coger un ascensor que cubre los primeros 320 pasos. La Basílica en  sí está diseñada por Bramante, Michelangelo y Bernini. Un hecho interesante es que todos los Papas fueron enterrados aquí, incluso el primer Papa, ¡San Pedro! Es importante vestirse adecuadamente cuando visite el Vaticano, lo que significa que no debe usar pantalones cortos, minifaldas ni hombros descubiertos.

Early afternoon is the right time for a coffee; we recommend to have some espresso; don’t even try to order a cappuccino after 11 a.m. if you don’t want to hear a lecture from Italians. Another tip about ordering a coffee in Italy: never ask for a coffee-to-go because Italians drink it al banco or at the bar. Also, have your coffee first and then pay at the register.

After a short coffee break, pay a visit to Castel Sant’Angelo. The castle is quite unique because of its structure and an angel sitting on top of it. It is one of the oldest buildings in Rome that has lived several different lives until it got its final purpose, a museum.

It is time for some shopping! The most popular shopping streets in Rome are Via del Corso and Via Condotti. Via del Corso is a massive boulevard filled with stores, both superstores and small family-run shops. Via Condotti is the street with all high-end shops.

After a long day of sightseeing, find yourself a bar, have a drink and enjoy that special atmosphere of dolce far niente.

Día 3

¡Es el último día de su estancia y todavía tiene muchas cosas que ver y hacer en esta antigua ciudad!

El centro de Roma o Centro Storico se encuentra en el río Tíber y es encantador. Comenzamos el día en la Piazza Navona, una de las plazas más apreciadas de Roma. La plaza es famosa por sus tres fuentes: Fontana del Moro, Fontana di Nettuno y Fontana dei Quattro Fiumi; La última es la obra maestra realizada por Bernini. Este es un hermoso lugar e histórico que seguro que tiene un espíritu vivo, siempre puedes encontrar artistas músicos y magos que ofrecen todo tipo de entretenimiento. Piazza es también el lugar adecuado para probar dos especialidades italianas. El primero es helado, el helado cremoso y de buen gusto. Lo hay de diferentes sabores, pero para los italianos, el helado de pistacho es el más importante; es triste que si la Gelateria vende un buen helado de pistacho, todos los otros sabores deben ser excelentes. Gelateria dei Gracchi es nuestra recomendación para probar este postre. Otra cosa que puedes probar mientras estés allí es Aperol Spritz, cóctel ligero y brillante. Roma es definitivamente mejor disfrutada con una copa de Aperol en tu mano.

Continúa tu recorrido y dirígete hacia el Panteón, el monumento mejor conservado de la antigüedad. Fue construido hace 2.000 años como un templo, pero más tarde se convirtió en iglesia.

La entrada es gratuita.La Fuente de Trevi, probablemente la fuente más famosa del mundo, es una de las 1.352 fuentes de Roma y es impresionante. La fuente es masiva; Tiene 20 metros de altura y casi 50 metros de ancho. Asegúrese de respetar la tradición: lanza una moneda a la fuente para regresar a Roma algún día. Debes pararte de espaldas a la Trevi y lanzar una moneda sobre tu hombro izquierdo. Una moneda o dos, solo para asegurarse…

La plaza de España se construyó en 1.725 para conectar la embajada española con la iglesia – Trinita dei Monti. La escalera es famosa por la escena con Audrey Hepburn de la película Roman Holiday y desde entonces la gente viene aquí para obtener su momento de Audrey.

Detrás de los escalones, se encuentra el tercer parque más grande de Roma, pero también el más pintoresco. Villa Borghese es un parque histórico que contiene pocos museos e incluso un zoológico. La Galería Borghese es una obra del arquitecto Ponzio y en su interior puede encontrar una de las colecciones privadas más grandes del mundo de Caravaggio, Tiziano, Rafael, Rubens y muchos más. Cuando haya terminado de admirar el arte, el parque cuenta con un lago artificial y muchas áreas abiertas para disfrutar del verde. Cuando tenga hambre, justo al lado del parque hay varias pizzerías, así que no pierda la oportunidad de decir sí a la mejor pizza del mundo.

Traducido por: Brigita Krnjaić
Texto original: City guide Rome

Leave a Reply

Your email address will not be published.