7 razones para visitar Irlanda

Irlanda es uno de los países europeos más encantadores y acogedores y por eso no extraña el hecho de que muchas personas decidan mudarse y vivir allí. Excelentes pubs, gente agradable, excelente comida…es muy difícil encontrar un defecto en este país (tal vez solo su distancia). Hay muchas más razones por las que todo el mundo debería reservar un vuelo a Irlanda ya, pero decidimos elegir 7 de ellos que, esperamos, le motivarán a visitar la Isla Esmeralda.

1) Pubs, pubs por todas partes!

Los irlandeses consumen en promedio 98 litros de cerveza al año, justo después de la República Checa, Alemania y Polonia, por lo que no sorprende el hecho de que haya tantos bares en este país. Aunque el número de pubs ha disminuido significativamente desde 1904 cuando había más de 13 000 pubs en Irlanda, esto no ha impedido que las personas tomen una pinta casi helada todos los días después del trabajo. Además de la conocidísima cerveza negra Guinness, que lleva el título de “bebida nacional”, las cervezas artesanales también son muy populares entre los locales, todas con un sabor único. Visite el famoso Temple Bar de Dublín, encuentre un buen sitio, pida una pinta y disfrute del excelente ambiente, de la música en vivo y de la gente alegre.

2) Historia rica y numerosos castillos.

Si hay algo que pueda competir con los pubs en términos numéricos, entonces eso son los castillos. Hay más de 340 castillos en toda Irlanda, y algunos de ellos que debería visitar son el Castillo de Kilkenny, el Castillo de Dublín y el Castillo de Birr, a menudo conocidos como “una de las siete maravillas” de Irlanda. Además, la cultura irlandesa ha permanecido intacta durante siglos y no ha sido influenciada por otras naciones, por lo que hoy estamos presenciando prácticamente la verdadera herencia celta. ¿Sabía que es posible alquilar una habitación en algunos de los castillos? Antiguos muros, antiguos muebles, camas de madera: por 80 € puedes viajar en tiempo hasta la Edad Media, ¿qué guay es eso?

3) Día de San Patricio

… o como a los irlandeses les gusta llamarlo, el Día de Paddy, es probablemente el día más esperado del año. El 17 de marzo todos salen a las calles para celebrar, desfilar, beber y bailar. En el Día de San Patricio es costumbre vestirse de verde y llevar cualquier cosa con tréboles: gafas, gorro, camisa, lo que sea. Pero la historia de fondo sobre el trébol es bastante interesante. Se cree que San Patricio usó el trébol para explicar la Santísima Trinidad a los paganos irlandeses. El festival más grande se celebra, por supuesto, en Dublín, y la celebración dura varios días. Si aún desea experimentar la atmósfera del Día de Paddy pero no es un gran amante de las multitudes, eche un vistazo aquí a la lista de otras ciudades de Irlanda que no están tan abarrotadas como Dublín, pero ofrecen la misma cantidad de diversión.

4) Gente super amable

Creo que todos podríamos ponernos de acuerdo de que los irlandeses son probablemente las personas más alegres que existen. Cuando uno está visitando un país extranjero es importante sentirse bienvenido por los lugareños, y a veces sucede que esa experiencia no es lo que esperábamos y luego nos decepcionamos. Pero ese no es el caso con los irlandeses. Le ayudarán si se pierde, le preguntan de dónde es y tratarán de conocerle. Incluso le harán compañía con una pinta de cerveza y le contarán sus historias de vida. En cualquier caso, se sentirá como en casa y eso es seguramente algo que no se puede conseguir en todas partes.

5) Acantilados de Moher

Ubicados en la región de Burren en el condado de Clare, se dice que los acantilados de Moher son la atracción turística natural más grande de Irlanda y que atraen a más de un millón de personas cada año. La vista desde estos acantilados de 200 metros de altura es impresionante y la mayoría de personas que han visitado esta maravilla estarán de acuerdo en que esta es una visita obligada en Irlanda. Además de los espectaculares acantilados, también hay un Centro de Visitantes construido dentro de las laderas donde puede obtener información turística útil y almorzar en un restaurante moderno. A solo 6 kilómetros de los acantilados de Moher se encuentra Liscannor, un pequeño pueblo conocido por tener el mayor número de pubs por persona, 1 pub por cada 26 residentes para ser exactos. Así que, ahora sabe exactamente dónde relajarse después de un largo día en los acantilados.

6) Hurling

Hurling es un juego tradicional irlandés jugado en equipo y al aire libre. Este juego autóctono se ha jugado durante más de 3000 años. Hurling es considerado como el deporte de campo más antiguo y más rápido del mundo, con la pelota se golpea a velocidades de hasta 160 km / h. Algunos dirían que es un deporte bastante peligroso y violento, pero esto no concierne a los irlandeses. Ellos viven para los partidos de hurling, durante los cuales se convierten en uno y apoyan a su equipo favorito. Ese sentimiento es realmente indescriptible.

7) Sienta el encanto de Galway

Galway es definitivamente una de las ciudades más vívidas de Irlanda: población joven, música tradicional en vivo en bares y excelente cocina marinera. Lo mejor de todo es que puede visitar la mayoría de las atracciones turísticas a pie y no le costará mucho tiempo. También puede ir de compras en tiendas como Pennys, pero las verdaderas joyas son pequeñas tiendas que venden ropa típica irlandesa y joyas como el anillo Claddagh, que simboliza la amistad. Galway es ciertamente una ciudad festiva y su festival más popular es el Festival Internacional de Arte de Galway, que convirtió Galway en un centro cultural para las artes y un destino turístico cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *